Inauguración en el MAM – El exilio circular

Inauguración en el MAM – El exilio circular

La muestra se inauguró el jueves 6 de octubre en el Museo de Arte y Memoria, calle 9 Nº 984 de La Plata. El proyecto estuvo a cargo de investigadores y artistas de la Universidad de Chile, la Universidad de Barcelona y la Comisión Provincial por la Memoria. Instalaciones multimediales, documentos, afiches, fotografía y videos. Cartas, testimonios, poesía, cine y música. Ver galería de fotos.

Diversos lenguajes y soportes conviven en esta muestra que propone una reflexión sobre las distintas dimensiones del exilio, un fenómeno político que continúa signando al mundo contemporáneo. El primer montaje se inauguró en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos de Santiago de Chile en diciembre del año pasado. Ahora se inaugura con curaduría y dirección de arte a cargo de Emiliano Causa y Laura Ponisio.

En agosto de 1939, un carguero llamado Winnipeg partía de Francia con más de 2.000 republicanos que huían hacia el exilio para salvar su vida tras la victoria del franquismo en España. Llegaron a Chile gracias al soporte económico y político de las solidaridades del Frente Popular chileno con Pablo Neruda y las asociaciones pro-republicanas de Argentina y Uruguay. Cuarenta años más tarde, chilenos, argentinos y uruguayos cruzaban el océano hacia el exilio europeo cuando se imponían en el cono sur las dictaduras de la seguridad nacional. Los trayectos de los exilios trazaban en el tiempo un círculo. “El destierro es redondo” había escrito Neruda y esos versos adquirían una renovada resonancia a la luz de la realidad latinoamericana en los 70 y 80. Aquel barco, el Winnipeg, se fue convirtiendo en disparador para la muestra producida por chilenos, argentinos y catalanes.

“El exilio circular” emprende el desafío de proponer un diálogo coral y temporal donde las imágenes de los campos de prisioneros del franquismo conectan con los centros clandestinos de detención de las dictaduras argentina o chilena, y abren nuevamente el círculo para evocar e interrogar la actualidad de los campos de refugiados, los desplazamientos y las migraciones.

La vida cotidiana en el exilio; las redes de solidaridad que se conformaron a través de organismos de derechos humanos, iglesias, organismos internacionales, organizaciones sociales y políticas; el activismo y la resistencia a las dictaduras en el exilio, son algunos de los ejes abordados en la muestra. Esta pluralidad de dimensiones que conviven en “El exilio circular” se corresponde con la pluralidad de lenguajes y soportes: el registro íntimo de objetos personales o un álbum con fotos familiares conviven con instalaciones en las que el dispositivo técnico-artístico nos propone participar para completar el sentido de la obra.

Fílmicos de 1939 que registran la huida de refugiados republicanos a Francia. Los versos de Neruda y las cartas de La Pasionaria. Estampas del artista Luis Seoane sobre la guerra civil española. El testimonio y el canto del Tata Cedrón musicalizando poemas de Cortazar. Collages de Adolfo Nigro sobre correspondencia y exilio. Grabados de Remo Bianchedi. Afiches de Ricardo Carpani. El testimonio del obispo metodista Aldo Etchegoyen evocando la red solidaria con los refugiados chilenos y latinoamericanos. Las reflexiones de Tununa Mercado. Los poemas de Jorge Boccanera. Los relatos de Juan Carlos Gené, Jordi De Escalada, Eduardo Galeano, Héctor Tizón, Osvaldo Bayer, Verónica Oddo, Carlos Slepoy, Waldo Villalpando y Gonzalo Chavez. Estas son algunas de las voces y los testimonios que forman parte de “El exilio circular”.

Un núcleo especialmente significativo de la muestra es el constituido por los documentos de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia (archivo DIPPBA). El legajo titulado COMACHI (Comité de Ayuda a Chile) contiene información de residentes chilenos y latinoamericanos que ingresaron al país en 1973 buscando asilo político luego del golpe que derrocó a Salvador Allende. En estos documentos se inscribe una singular paradoja: el mismo país que los acogía, les daba asilo y los protegía generaba desde sus organismos de seguridad una ficha personal que relevaba datos y antecedentes profesionales e ideológicos que luego formarían parte de los archivos de inteligencia policial y se convertirían en herramienta para la persecución a partir de 1976. Si la solidaridad aparecía como término relacionado con el exilio, los documentos de la inteligencia policial revelan la contracara de la vigilancia por parte del Estado. Quien llega es siempre un otro al que hay que vigilar. Y esto vale tanto para quienes llegaron a Chile en 1939, para quienes entraron a la Argentina en 1973, para quienes llegaron a España en 1976 y también para quienes ingresan a Europa desde el norte de África. Ayer y hoy. O ahora mismo.

Instalaciones multimediales interactivas

La curaduría de los espacios multimediales de “El exilio circular” estuvo a cargo de Emiliano Causa que convocó para esta muestra a dos colectivos de artistas. El grupo IQLab integrado por Gerardo Della Vecchia, Natalia Pajariño y Bernardo Piñero trabajó sobre los documentos de inteligencia policial y presenta la obra “Papeles”. El segundo grupo integrado por Laura Molina y Jorge Champredonde, tomó como punto de partida de su instalación, titulada “De exilios y palabras”, un conjunto de testimonios de ciudadanos anónimos y figuras públicas de la política, las religiones y la cultura en torno a la experiencia del exilio.

Obra “Papeles”

Autores: Grupo IQLab, colectivo artístico formado por Gerardo Della Vecchia, Natalia Pajariño y Bernardo Piñero desde el año 2007. IQLab experimenta, investiga y crea, operando con medios electrónicos y nuevas tecnologías en diversos formatos, como objetos, instalaciones y esculturas interactivas. Sus trabajos han sido expuestos en ciudades de Argentina y el extranjero: Buenos Aires, Neuquén, Córdoba, Chaco, Santiago de Chile, Cuzco, Sao Paulo y Salvador de Bahía.

Descripción de la obra: en septiembre de 1973, el gobierno democrático de Salvador Allende era derrocado por el general Augusto Pinochet. Centenares de residentes chilenos debieron cruzar la frontera hacia la Argentina en busca de asilo político. Desde el momento en que atravesaban la frontera argentino-chilena los organismos de seguridad del país que les abría las puertas, generaban una ficha personal de los refugiados. A su vez, múltiples agrupaciones en Argentina eran solidarias con los chilenos recién llegados, organizando reuniones y manifestaciones públicas en distintos puntos del país. Mientras muchas manos imprimían y repartían por las calles panfletos de protesta y solidaridad, otras escribían reportes sobre quienes los distribuían. En este trabajo se aborda aquel tejido complejo de actos y discursos Las paredes de la sala se encuentran empapeladas con reproducciones de afiches y panfletos solidarios de aquel tiempo, que son invadidos por la proyección de documentos y fichas de identificación, utilizadas como instrumentos de control por las fuerzas de inteligencia de la época. Cada persona puede transitar la instalación, y utilizando sus manos podrá intervenir en la dinámica que se presenta. Su decisión de intervenir o de no hacerlo, generará diversos efectos de sentido.

Obra: “De exilio y palabras”

Autores: Laura Molina y Jorge Champredonde, artistas multimediales, graduados en informática (UNLP) y con formación en diversas disciplinas de las artes plásticas. Realizan desde 2007 obras de arte e instalaciones con nuevas tecnologías.

Descripción de la obra: a través de un acceso precario se ingresa a un espacio desconocido y en penumbras. Al explorarlo aparecen las tramas de un mapa. Y una territorialidad construida con palabras y relatos. Al activarse los dispositivos sonoros, las palabras comienzan a construir un mapa del exilio donde se mezclan las temporalidades y las geografías. Dónde se expresan las incertidumbres, las pérdidas, los debates políticos y las formas de resistencia, los miedos, la vida cotidiana, los nuevos horizontes o la ilusión del regreso. En este recorrido hay palabras y conceptos que vuelven una y otra vez a atravesar los relatos conformando una suerte de lenguaje del exilio.

Entre otros testimonios esta instalación devuelve las voces y las reflexiones de Juan Carlos Gené, Tununa Mercado, Tata Cedrón, Eduardo Galeano, Héctor Tizón, Osvaldo Bayer, Verónica Oddo, Carlos Slepoy, Jorge Boccanera, Waldo Villalpando y Gonzalo Chavez.

El cine y las dimensiones contemporáneas del exilio

Una muestra de cine programada en forma conjunta con el Observatorio Sur de la UBA, incorpora las dimensiones contemporáneas del exilio. Las proyecciones se realizarán en el Museo de Arte y Memoria los jueves y los sábados a las 18 30. Se presentarán 2 cortos: “Aluap” de Hernán Belón y Tatiana Mereñuk (Argentina, 1997) y “La sandía” de Gorki Glaser-Müller (Suecia-Chile). Los cuatro largometrajes documentales programados son: “Si nos dejan” de Ana Torres (España 2004), “Retorno a Bolivia” de Mariano Raffo (Argentina-Bolivia, 2009); “Solo valiente” de Alex Muñoz (España, 2007) y “Un nuevo día ha llegado” de Emiliano Sacchetti (Italia, 2010).

 

Galería de fotos

Deje su respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>